fbpx

Pérdida del gusto y olfato en pacientes con COVID 19

A fines del año 2019, en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, China, un nuevo coronavirus, el Síndrome Respiratorio Agudo Severo Coronavirus 2 (SARS-CoV-2), fue considerado como la etiología de un número importante de neumonías. En febrero de 2020, la nueva enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 fue nombrado oficialmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Los coronavirus infectan principalmente a las aves y los mamíferos, pero pueden infectar a los humanos y causar enfermedades en diversos grados, desde un resfriado común hasta un síndrome respiratorio agudo severo.
Recientemente, se ha reportado que COVID-19 se asociaría a alteraciones del olfato (anosmia, hiposmia) y/o del gusto (ageusia, disgeusia) y dolor faríngeo. En Corea del Sur, 30% de los pacientes con COVID-19 desarrollaron hiposmia/anosmia, y en Alemania se ha reportado que 2 de cada 3 casos confirmados tienen anosmia. En China e Italia, se han presentado un número significativo de pacientes con COVID-19 afectados con hiposmia/ anosmia. También se han reportado casos de anosmia aislada en pacientes con COVID-19, sin otros síntomas asociados. Se ha visto que pacientes menores de 40 años tienen mayor predisposición de desarrollar la forma de COVID-19 que se manifiesta únicamente por hiposmia/anosmia o alteraciones del gusto.

En particular se ha visto que la anosmia/disgeusia se puede presentar como un síntoma aislado, es decir sin otros síntomas típicos de infección respiratoria, en pacientes que presentan COVID-19, sobre todo en población joven (entre 20 -40 años de edad).

Tratamiento

Si bien aún no existe claridad sobre la fisiopatología de la disfunción olfatoria por COVID-19 y su manejo, sí se han estudiado tratamientos para la hiposmia/ anosmia. En el contexto de la actual pandemia por SARS-CoV-2, el uso de corticoides sistémicos, tópicos, y soluciones salinas no está recomendado.
En cuanto a la rehabilitación olfatoria se ha descrito el uso de bolas de entrenamiento olfatorio, y de sets de tubos de 4 olores de entrenamiento (rosa, eucalipto, limón, y clavos de olor), los que deben olerse por 5 minutos, 2 veces al día, al menos por 12 semanas (entre 12 y 24 o más semanas). Rehabilitación del gusto se recomienda el entrenamiento progresivo con diferentes tipos de sabores (dulces, salado, ácido, umami) en un proceso de hasta 12 semanas.
Si presenta algún síntoma o desea una evaluación, contáctenos.

Contáctenos ahora mismo, estaremos felices de atenderle

El encargado se contacta con el paciente y agenda la cita virtual o presencial con el médico correspondiente